“Para elegir carrera lo mejor es preguntarse: ¿En qué me veo trabajando durante toda la vida?”

Lidón Prades Escuela Universitaria Diocesana de Magisterio La Inmaculada (Granada)

Lidón Prades -izquierda-.

Lidón se mueve como pez en el agua en un campus universitario. Es licenciada (los ahora graduados) en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Jaume I de Castellón, donde también cursó un postgrado en Marketing Internacional y superó el antiguo Curso de Aptitud Pedagógica (CAP) que capacita para ejercer como profesora en Secundaria. Pero lejos de parar ahí decidió que lo suyo era la enseñanza y a Granada que se fue para estudiar Magisterio de Primaria en la Escuela Universitaria Diocesana de Magisterio La Inmaculada. Ya está en tercero. Ha viajado al extranjero a estudiar inglés, pero le ha “sabido a poco”. Confiesa que tiene “muy claros” sus proyectos de futuro: “Mejorar los idiomas viajando todo lo posible y opositar para conseguir una plaza de maestra en un cole”. Compatibiliza los estudios con trabajos a tiempo parcial para no ahogar la economía familiar.

>Segunda carrera universitaria y aún no has cumplido los 30, ¿lo tuyo es pasión por los campus o qué?

Totalmente. Me encanta la vida de estudiante: aprender cosas nuevas, jugar a cartas en cafetería, hacer deporte en el campus… Pero siempre he procurado compaginar la universidad con un trabajo a media jornada para no arruinar a mi familia, je, je. Tal como están las cosas, no tengo prisa por acabar de estudiar. Mientras mejora la situación económica quiero formarme todo lo posible y vivir las experiencias que echaré de menos cuando encuentre un trabajo estable y duradero.

>¿Pública o privada?

Depende qué estés buscando y cuánto estés dispuesto a gastarte. Es cierto que las privadas pueden abrirte más puertas y son más familiares. Se agradecen las clases reducidas y que los profesores te llamen por tu nombre, aunque tienen mucho más control sobre ti. Pero hay que admitir que no se encuentra el ambiente alternativo y colorido de la pública.

>¿Qué es lo mejor de la vida universitaria?

Mmmm… ¿puedo contestar que los universitarios? Je, je. No, en serio, creo que se hacen amistades que duran para toda la vida. Es el paso a la vida adulta, por lo que se viven experiencias que ya no se volverán a repetir. Creo que hay que aprovechar cada instante y todas las oportunidades que te ofrece el campus.

>¿Y lo peor?

Sin duda, vivir (literalmente) en la biblioteca durante el período de exámenes y comer de ‘tupper’ todos los días en la facultad para ahorrar un dinero que te vas a gastar saliendo de fiesta.

>¿Cómo recuerdas el paso del instituto a la universidad?

Personalmente, los años que pasé en el instituto fueron geniales. Me dio pena despedirme de esos amigos que se marchaban a estudiar fuera y de los que dejaron los estudios para ponerse a trabajar. Aunque te prometes que a ti no te pasará, acabas perdiendo el contacto con la mayoría. Pero es algo por lo que todos tenemos que pasar. Después, llegas a la universidad con muchas ganas: gente nueva, de diferentes ciudades, clases gigantes, libertad absoluta y asignaturas interesantes. ¿Qué más se puede pedir?

>¿Algún consejillo para los que todavía no tienen claro qué estudiar ni dónde?

R. Si económicamente pueden, mi consejo es que estudien en otra ciudad. La experiencia de vivir fuera y compartir piso con otros estudiantes es genial. En el momento de elegir carrera deberían hacerse una pregunta: ¿En qué me veo trabajando durante toda la vida?

>No se puede acabar la universidad sin…

R. Sin haberla ‘liado’ en una cena de clase y sin haber tenido una experiencia en el extranjero, por ejemplo, con las estancias que ofrecen las becas MEC, las Séneca o Erasmus.

>¿Qué te ha aportado tu paso por los campus de Castellón y Granada?

R. Conocer cosas distintas creo que te hace aprender, abrirte la mente y crecer como persona. Aunque lo que más echaré de menos cuando termine la universidad será a mis compañeros, siempre recordaré Granada de forma especial: visitas a la Alhambra con los compañeros, clases de arte en el Mirador de San Nicolás…

>¿Lo mejor de la universidad son las fiestas de los jueves?

R. Granada es una de las ciudades más conocidas por su ambiente universitario, así que aquí hay fiesta también los lunes, martes, los miércoles… Se la recomiendo a todo el mundo.

>Recuerdas cuando hiciste la selectividad. ¿Qué les puedes recomendar a los que les toca pasar por ella este año?

R. Uff… Lo recuerdo con mucho estrés, la verdad. A los que tienen que hacer la selectividad este año les diría que no se puede estudiar la semana antes. Si te has esforzado durante el curso te irá bien, porque entonces solo tienes que repasarte tus esquemas y resúmenes de las asignaturas. Y si no lo has hecho… mucha suerte y a tranquilizarte a base de infusiones. Aunque después, cuando tienes que estudiarte tres exámenes de la carrera en una semana, te das cuenta de que la selectividad no era nada…