Organización y tener todo el material a punto, claves para afrontar los exámenes de septiembre

Estudiar en verano se hace aún más cuesta arriba que durante el resto del año. Pero si os han quedado asignaturas para septiembre no hay más remedio que echarle horas… Más del 30% de estudiantes entre ESO y Bachillerato tienen materias pendientes cuando llega junio así es que toda compatibilizar las vacaciones y el calor con las horas de estudio. La organización y tener todo el material a punto son dos de las claves que os van a ser más útiles para repasar y llegar con garantías a la reválida de septiembre.

La preparación de los exámenes de recuperación de septiembre debe seguir las mismas pautas que cuando te preparas para la selectividad, aunque con una planificación adaptada a la cantidad de asignaturas de las que te tienes que volver a evaluar. El primer requisito fundamental es que dispongas de todo el material: comprueba que no te faltan apuntes y que lo tienes todo bien organizado por asignaturas.

Una vez recopilado y ordenado el material (libros, apuntes, ejercicios,…), te conviene organizar el tiempo para que distribuyas las horas del día entre los estudios y las actividades de ocio. Sí, también hay que dedicar tiempo a ir a la playa, a la piscina o salir con los amigos. Si planificas bien el día, podrás con todo. Aquí puedes consultar el artículo que publicamos para preparar la selectividad de septiembre en el que encontrarás un modelo de distribución horaria. Ten en cuenta que está pensado para repasar todas las materias que se evalúan en las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), pero te va a ser muy útil si lo adaptas a tus necesidades.

También te será útil elaborar resúmenes o esquemas. No solo te permitirán repasar todos los contenidos de una manera ágil cuando falten un par de semanas para los exámenes, sino que te ayudarán a comprobar si realmente eres capaz de saber qué es lo importante y qué no. Y, por supuesto, asegurarte de que has asimilado la información: es más importante comprender que memorizar.

Si quieres ampliar información sobre cuestiones como el lugar de estudios y otras técnicas para mejorar el rendimiento, aquí te dejamos un artículo de Aprendemás que también te puede ayudar. Y recuerda, es fundamental que te marques un calendario de trabajo realista que puedas cumplir y te ayude a lograr el objetivo: pasar ‘limpio’ al siguiente curso.