Los alumnos que comenzarán Bachillerato en 2015 serán los últimos en hacer selectividad

Los estudiantes que comenzarán Bachillerato el próximo curso académico 2015-2016 serán los últimos en realizar las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) conocidas como selectividad. Por ello, los alumnos que actualmente están cursando cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) serán los últimos en realizar la selectividad. Los de tercero serán los primeros en hacer la reválida, que será el nuevo examen externo que implanta la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), del ministro de Educación José Ignacio Wert, sin la aprobación de la cual no se podrá obtener el título de bachiller. Por esto no será hasta que finalice el curso 2017-2018 cuando el resultado de la reválida tendrá los efectos académicos para los estudiantes.
El nuevo sistema de admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado será de aplicación a los estudiantes que hayan obtenido el título de Bachiller del Sistema Educativo Español regulado en la LOMCE y que accedan a estas enseñanzas a partir del curso académico 2017-2018.
Sin embargo, para aquellos estudiantes que posean los títulos de Técnico Superior de Formación Profesional, de Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño o de Técnico Deportivo Superior, así como para los estudiantes procedentes de sistemas educativos extranjeros, los nuevos criterios de acceso y admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado serán de aplicación a partir del curso académico 2014-2015.
Según el Gobierno, para este período transitorio que abarca los cursos académicos 2014-2015 a 2016-2017, el Real Decreto regula criterios de admisión específicos que las Universidades podrán aplicar para garantizar la admisión en condiciones de igualdad. Todo ello si antes el Gobierno español que salga de las próximas elecciones legislativas, previstas para finales de 2015, no decide suspender la entrada en vigor de las reformas pendientes de la LOMCE, como han asegurado que harán todas las fuerzas políticas con representación en el parlamento español, excepto el PP. Y también podría darse el caso de que el PP decidiera conceder una prórroga de un año para instaurar la nueva prueba de evaluación al final de Bachillerato, según han explicado algunas fuentes.
El verdadero cambio se producirá en 2018 si se mantiene el calendario de aplicación de la ley. Será entonces cuando los estudiantes que hayan aprobado la reválida y por ello hayan conseguido el título de bachillerato, tendrán que enfrentarse a nuevas pruebas de selección en cada una de las universidades que quieran entrar.
El tipo de examen que se pondrá en cada universidad todavía no se ha dado a conocer aunque algunas fuentes apuntan a que sería algo parecido a la fase específica de la selectividad.

Los extranjeros ya no hacen selectividad
El Ministerio de Educación la ha eliminado para los casi 7.000 estudiantes que cada año vienen de fuera y se someten a la Selectividad. Las universidades esperan que este cambio aumente la demanda, principalmente de América Latina y del norte de África. Más de 55.000 alumnos extranjeros estudian grados y posgrados en España, según datos de la Unesco. La mayoría proceden de Colombia, Italia, Ecuador, Perú y Marruecos.
El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el 7 de junio el Real Decreto que fija los procedimientos de admisión para los grados y elimina ya la prueba “para los estudiantes procedentes de sistemas educativos extranjeros”. Este cupo incluye, con matices, a los procedentes de sistemas de la Unión Europea y a quienes estudian en institutos dependientes de otros países, aunque lo hagan en territorio español, como es el caso de los alumnos del Liceo Italiano, por ejemplo.