Los alumnos españoles están satisfechos con sus vidas según PISA

La primera edición del informe “El bienestar de los estudiantes”, realizado por la OCDE como parte del programa PISA, que analiza la felicidad de los alumnos de todo el mundo constata que los alumnos españoles están muy satisfechos con sus vidas. Se trata de un enfoque que hace PISA al comparar las respuestas de los alumnos, no sólo en lo que se refiere al rendimiento académico, sino también respecto a la importancia que conceden los sistemas educativos al desarrollo integral de sus estudiantes, en sus dimensiones física, psicológica y social. Según este estudio, una mayor satisfacción conduce a una mayor motivación, tanto intrínseca como extrínseca, y a mejores resultados escolares y académicos.

España se sitúa con un 7,4 en una escala de 0 a 10 que mide el grado de satisfacción con la propia vida. El promedio de la OCDE se sitúa en un 7,3. Otros países con resultados iguales a España son Portugal, Alemania y Chile. Los países que más satisfechos están en este sentido son la República Dominicana, México, Costa Rica y Finlandia.

Por otra parte, también se constata, como ya sabíamos, que los exámenes generan mucha ansiedad. La novedad radica en que los alumnos españoles se encuentran por encima de la media de los países de la OCDE. En este estudio se afirma que el 48% de los alumnos españoles siente tensión al estudiar, cuando la media de la OCDE se sitúa en el 37%, y el 67% se siente algo ansioso incluso cuando está bien preparado para los exámenes, mientras que la media de la OCDE es del 55%.  La  ansiedad  relacionada  con el  trabajo  escolar  es  uno de  los  principales  indicadores de  insatisfacción con la vida entre los alumnos y, en España, la ansiedad es más frecuente en los centros educativos donde los alumnos estudian más de 50 horas semanales (dentro y fuera de la escuela).

Otro de los resultados llamativos del informe es que los  alumnos  españoles  se  sienten  muy  apoyados  por  sus  padres: un 95% declaró  que  sus padres  se interesan  por  sus  actividades  escolares, mientras que la media de la OCDE es del 93% y un 90% afirman que estos les ayudan cuando tienen dificultades en clase, frente a la media OCDE que es del 91%. Los padres en España declaran que dialogan con los profesores sobre cómo educar a sus hijos con mayor frecuencia que en otros países.

También se analiza el hecho del sentido de pertenencia al centro ya que este implica sentirse aceptado por el resto del grupo, conectado con los demás y un miembro más de la comunidad. España es el país en el que los alumnos tienen un sentido de pertenencia al centro más elevado, seguido de países como Austria o Suiza. Este dato es muy positivo dentro del sistema educativo español. En el índice elaborado de -0,5 a +0,5, España se sitúa muy cerca del máximo, con +0,47.

Los alumnos que perciben que sus profesores les apoyan muestran un mayor sentimiento de pertenencia con el centro. De media en los países de la OCDE, los alumnos que dicen que su profesor de ciencias está dispuesto a dar apoyo y se interesa en su aprendizaje, tienen aproximadamente 1,8 veces más de posibilidades de sentir que están integrados en el centro que aquellos alumnos que dicen que no. Estos resultados sugieren que los profesores pueden jugar un papel importante en mejorar el sentimiento de pertenencia de los alumnos con el centro si les prestan atención y se preocupan de sus alumnos.