Las nuevas tasas universitarias abren brechas entre comunidades de más de 1.000 euros para las mismas titulaciones

El puzzle de las tasas universitarias va encajando poco a poco. Aún así, la mayoría de familias va a tener que sacar la calculadora para saber cuánto pagarán para estudiar un grado. La última comunidad en informar de su política de tasas ha sido Cataluña, que aplicará la subida en función de la renta al fijar seis tramos de pago. En líneas generales y para tener una idea general, un grado de Humanidades como Filología costará unos 1.500 euros; mientras que las ingenierías rondarán los 2.140 y Medicina, uno de los de mayor demanda, 2.360 euros anuales. La aplicación de las nuevas tasas universitarias va a suponer diferencias de más de 1.000 euros en la primera matrícula de algunas carreras según la comunidad en la que se estudien.

Los estudiantes catalanes abonarán el 60% del coste (lo que equivale aproximadamente al importe del curso actual) en el momento de la matriculación, que empieza el 16 de julio. Entonces, se abrirá el proceso para acreditar el nivel de renta y optar a una beca. El resto se pagará a final de año, según explica Ivanna Vallespín, periodista de El País, en este artículo. Subida que se aplica a unos estudiantes que ya antes del deceto Wert eran de los que soportaban una mayor presión en las tasas universitarias.

En otras comunidades autónomas también aplicarán el pago según renta y otras optarán por aprobar incrementos mínimos, entre ellas, Andalucía, que ha firmado un precio medio del crédito de 12,49 sin distinguir carreras por ramas de conocimiento. Además del precio del crédito, para calcular el coste de matriculación se han de añadir otros conceptos como la apertura de expediente que elevan el precio. Galicia también apuesta por congelar el precio en la primera matrícula (en este curso recién concluido el precio de un crédito variaba entre 9,85 y 13,93 según la carrera elegida), pero no en las sucesivas matriculaciones.

En la Comunidad Valenciana, el precio se aplicará en función de la experimentalidad de cada grado o titulación. El Gobierno valenciano ha establecido cinco tipos de créditos que harán que se pague una cantidad u otra. Las cinco tipos de tarifas que se aplicarán en los grados son: 16,15 por crédito en titulaciones como Historia y Humanidades; 17,43 para Comunicación Audiovisual, Criminología o Administración de Empesa; 19,11 para Turismo o Psicología; 23,61 para las ingenierías y 24,64 en el caso de estudios de Ciencias de la Salud como Medicina, Enfermería, Odontología, etc.

La incógnita que va quedando despejada es que la nueva política de tasas va a abrir brechas enormes entre comunidades. Si se confirman oficialmente las cifras (falta la publicación en los boletines oficiales de cada comunidad) y solo por poner un ejemplo, estudiar Medicina en la Comunidad Valenciana costará 1.478 euros (solo teniendo en cuenta los 60 créditos que suelen cursarse por curso) frente a los 750 en Andalucía. En Cataluña lo tienen peor: estudiar Medicina podrá costar hasta 2.300 euros (de ellos, algo más de 1.900 euros corresponden a los créditos y el resto a otros conceptos de matrícula).