Huelga contra las reválidas el 26 de octubre

La vuelta a las aulas ha regresado con fuerza. Los estudiantes han convocado ya una huelga general estudiantil o paro estudiantil (como prefiráis llamarlo) para protestar por las pruebas conocidas como reválidas que entran en vigor el presente curso académico 2016/17 tanto para ESO como para Bachillerato.

¿Por qué se convoca la huelga?

Las razones por las que el Sindicato de Estudiantes ha convocado esta huelga las explican en su página web Sindicato de Estudiantes.  A continuación extraemos las principales:

“¿Qué son las reválidas franquistas y cómo nos afectan?

El decreto aprobado por el gobierno en funciones del PP plantea que las reválidas se lleven a cabo este curso 2016/17. Las reválidas franquistas suponen multiplicar la actual selectividad por tres, estableciendo así un triple filtro con el que desechará a cientos de miles de jóvenes de entre 15 y 17 años.

-Reválida de 4º de la ESO. Consistirá en 7 exámenes con contenidos de 3° y 4º. Quien no la supere no podrá acceder al Bachillerato y tampoco obtendrá el título de la ESO aunque tenga aprobadas todas las asignaturas. Es decir, un estudiante que suspenda esta reválida saldrá al mercado laboral sin titulación, y sus esfuerzos durante cuatro años aprobando todo no servirán para nada.

-Reválida de 2º de Bachillerato. 8 exámenes sobre contenidos de 1° y 2° que, de no ser aprobada, negará el título de bachiller. Es decir, que se saldrá al mercado laboral únicamente con la titulación de la ESO. De nada servirá haber aprobado todas las asignaturas de bachillerato: si se suspende esta injusta revalida, dos años de esfuerzos tirados a la basura.

-Reválida de acceso a la Universidad. Además de tener que aprobar la revalida de bachillerato, la ley deja abierta la posibilidad de una tercera selectividad a cargo de la universidad en la que queramos estudiar y, como es previsible, de no ser aprobada nos cerrará las puertas de las facultades”.

Para el Sindicato de Estudiantes “las reválidas no buscan la mejora de la calidad educativa. Eso sólo es posible invirtiendo en educación pública, en recursos humanos y materiales que garanticen condiciones dignas en nuestros centros, contratando profesores, aumentando los desdobles, acabando con la masificación… Justo lo contrario de lo que ha hecho el PP recortando más de 7.000 millones de euros en estos años, despidiendo a 32.000 profesores, subiendo brutalmente las tasas académicas o eliminando las becas de libros y de comedor”.

El Congreso vota en contra de las reválidas

Hay que destacar que esta semana (el miércoles 5 de octubre) se aprobó en el pleno del Congreso de los Diputados por 175 votos a favor, 133 en contra y 34 abstenciones retirar el decreto que regula las reválidas educativas, aprobado el pasado julio.  Esta propuesta era una de las iniciativas registradas por la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), en la que pide la derogación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y del real decreto que regula las reválidas de ESO y de Bachillerato. Esta iniciativa podría quedar en nada ya que las proposiciones no de ley son instrumentos para instar al Gobierno a tomar medidas, pero es el Ejecutivo quien decide finalmente.

Por su parte, el Ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, explicó el pasado 3 de octubre que la evaluación final de Bachillerato -aprobada por Real Decreto el pasado 30 de julio “es conforme a los requisitos legales y adecuada a las necesidades de los alumnos y sus familias” y agradeció “la colaboración, el entendimiento y el esfuerzo conjunto” que se ha hecho con la Conferencia de Rectores de la Universidades Españolas “para dialogar, escuchar, encontrar zonas comunes de entendiendo y llegar a acuerdos”, que han posibilitado “consensuar” con los rectores esta prueba.