Galicia es la comunidad más barata para estudiar un grado y Andalucía tiene precio único para todos

La introducción de las titulaciones universitarias adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior y la flexibilización de la horquilla de precios, ha hecho que los precios de matrícula en las universidades de España hayan experimentado una diferencia importante. De hecho, así se constata, según un estudio del Observatorio del Sistema Universitario en el que se pone de manifiesto que durante el curso 2016/17, la matrícula en los mismos estudios puede llegar a costar más del triple en una comunidad autónoma que en otra.

Por ámbitos, los estudios de humanidades suelen tener los precios más bajos, y los de ciencias de la salud los más altos. La mayor diferencia de precio entre unos y otros se da en Cataluña (857 euros de diferencia por curso), seguida por Castilla y León (791 euros por curso) y Aragón (724 euros por curso). En cambio, en Andalucía todos los estudios tienen el mismo precio.

Por comunidad autónoma, y en cuanto a grados, en primera matrícula Cataluña tiene los precios mínimo y máximo de grado más altos. Le siguen Madrid y Castilla y León que, junto con Cataluña, son las únicas con precios mínimos por encima de los 1.000 euros por curso. Galicia es la comunidad más barata, seguida por Extremadura y Cantabria con precios mínimos también por debajo de los 700 euros. Andalucía, con un precio único de 757 euros por curso, está por debajo del precio máximo del resto, que se sitúan siempre por encima de los 800 euros.

En cuanto a másteres habilitantes, Cataluña (2.470 euros por curso), Castilla y León (1.967 euros por curso) y la Comunidad de Madrid (más de 1.700 euros por curso) tienen los precios más altos. Destaca el máster que habilita para el ejercicio de la abogacía de la Universidad Carlos III de Madrid, que cuesta 4.960 euros por año. Castilla-La Mancha (entre 728 euros y 1.132 euros por curso) y Andalucía (821 euros por curso) se sitúan como las comunidades autónomas más baratas donde estudiar másteres habilitantes.

Los másteres no habilitantes tienen precios en general más altos y muy dispares. Destacan en el extremo más alto Cataluña (3.952 euros por curso) y en el más bajo Castilla-La Mancha (entre 728 euros y 1.132 euros por curso). Cinco comunidades (Asturias, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y el País Vasco) regulan para ciertos másteres precios “excepcionales” que pueden alcanzar los 13.500 euros por año.

La comparación global arroja una disparidad de precios públicos en primera matrícula entre los 591 euros de un curso de grado en Galicia hasta los 13.500 euros de un curso de máster a precio excepcional en la Comunidad de Madrid. Sólo Castilla – La Mancha aplica los mismos precios a los estudios de grado y de máster (habilitante o no). Cabe recordar que la igualdad de precios entre grado y máster es práctica habitual en el resto de países europeos. Mención especial debe ser hecha de los estudios de doctorado. La matrícula anual por tutoría académica cuesta hasta más de 7 veces más en la comunidad más cara (Castilla y León, 422 euros por curso) que en la más barata (Andalucía, 60 euros por curso). El examen de la tesis doctoral puede costar más del doble (260 euros en Castilla – La Mancha, 118 euros en Galicia).

Tasas para las pruebas de acceso a la universidad

Las pruebas de acceso a la universidad oscilan entre los 53 euros de Castilla-La Mancha y los 192 euros de La Rioja. Estos precios no solo varían entre comunidades, sino también, en algunos casos, según el número de materias evaluadas.

Asimismo, la mayoría de las comunidades tasan la expedición de títulos de forma distinta dependiendo del nivel de estudios, aunque tres de ellas (Cataluña, Extremadura, Murcia) fijan una tasa única por expedición de títulos. Los importes varían entre 102 euros (Castilla-La Mancha, grado) y 281 euros (Navarra, doctorado).

Las tasas académicas y de gestión reguladas por decreto son muy distintas entre comunidades en número, tipo y cuantía. Algunas comunidades han introducido tasas que resultan obligatorias para trámites de matrícula, lo que se traduce en incrementos del precio de matrícula de facto. Cataluña es la comunidad que estipula más tasas en el decreto de precios, y Baleares la que menos.

En general, los precios y los criterios para su establecimiento no son coherentes entre comunidades autónomas, no tienen justificación aparente –explicitada en los decretos de precios– y, en algunos casos, no se atienen a las normas dictadas en la ley.