En qué consiste la prueba de acceso a la universidad

 

Ha comenzado ya la Selectividad para algunos estudiantes. Estas pruebas tienen una estructura igual en toda España, por eso para poder prepararla y conseguir superarla es importante que la conozcáis antes de enfrentaros a ella. La estructura de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) consta de dos fases, una general y otra específica. La primera es obligatoria para todos los estudiantes y la segunda es optativa y tiene como objetivo conseguir incrementar la nota de acceso a la universidad.

En la fase general el alumno se examina de asignaturas comunes de segundo año de Bachillerato. Consta de 5 exámenes y cada uno es de una asignatura diferente. Cada uno de los ejercicios se puntúa entre 0 y 10 puntos. La nota final será la media de todos ellos.

La duración de cada ejercicio es de una hora y media y entre examen y examen hay al menos 45 minutos de descanso. Cada examen tiene dos opciones diferentes entre las que el estudiante debe elegir una.

El primer ejercicio es de Lengua Castellana y Literatura y se trata de elaborar un comentario por escrito relacionado con la materia, con dos opciones posibles para la redacción.

El segundo es de Historia o Filosofía y abordará una de las materias comunes de 2º de Bachillerato, que son Historia de la Filosofía, Historia de España, Ciencias para el mundo contemporáneo y Filosofía y Ciudadanía. Este ejercicio también presenta dos opciones de la que deberá elegir una, la que se haya indicado en la solicitud de inscripción a la prueba.

El tercero es el que examina la capacidad lingüística en un idioma. Aquí se puede elegir la prueba de alemán, inglés, italiano y portugués. Al igual que en el anterior, debe haberse indicado en qué lengua se quiere examinar en la solicitud de inscripción.

El cuarto ejercicio consiste en la prueba sobre una materia de modalidad de segundo de Bachillerato que se asocie a Artes, Ciencias y Tecnología o Humanidades y Ciencias Sociales, que también se habrá elegido al inscribirse. Se presentan dos opciones para elegir una a desarrollar.

Por último, el quinto consiste en la prueba de lengua cooficial, en el caso que se examine para una universidad de una comunidad con otra lengua cooficial. Esta será aplicada por la administración educativa si así lo considera.

Si quieres subir nota, podrás examinarte voluntariamente en la denominada fase específica de un máximo de cuatro materias de modalidad (aunque ya sabes que sólo te subirán nota dos de ellas y deben estar relacionadas con la carrera que vas a hacer). Lo más aconsejable es que te presentes a dos exámenes de materias que realmente domines.

Las Pruebas de Acceso a la Universidad se convocan dos veces al año por lo que si en la primera convocatoria no se consigue la nota necesaria para la titulación universitaria que se quiere estudiar se puede volver a presentar en una segunda convocatoria.

La importancia de la nota de Selectividad

Aunque la nota suele ser la principal preocupación de muchos estudiantes, sólo en el 6% de los aproximadamente 2.300 estudios universitarios que ofrecen las universidades públicas españolas la nota de corte es superior 7. El 65% tienen una nota de 5,00 y el 82% tienen una nota por debajo de 6. Es decir, aunque la nota obtenida en la PAU es importante, esta prueba no supone un freno para los estudiantes. Lo habitual es que se alcance la nota necesaria para cursar los estudios deseados.

Exámenes anteriores de algunas universidades

Muchas universidades publican en sus páginas web, o las derivan a las de las instituciones de su comunidad, los exámenes que han ido realizándose en sus sedes en anteriores años para que los alumnos se puedan familiarizar con ellos. Os ponemos algunos ejemplos.