Educación permite bajar el precio de los másteres no obligatorios

Los precios de los grados y los másteres podrían igualar el coste de la matrícula a la baja, en un futuro próximo, si se cumple el anuncio que ha dado a conocer esta semana el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín. Según el responsable del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 prevé una bajada de las matrículas universitarias para los másteres no habilitantes (los no obligatorios). Marín señaló que las cuentas generales de 2017 van a permitir a las Comunidades Autónomas disminuir la horquilla de precio que los estudiantes pagan por los másteres no habilitantes, de tal manera que se podrán igualar los precios de másteres no habilitantes respecto de los habilitantes (necesarios para poder ejercer por ejemplo de abogado o de profesor de secundaria, entre otros) y de los grados, consiguiendo hacer reversibles la mayor parte de las medidas del Real Decreto-ley 14/2012.

Hasta este momento, los alumnos de másteres no habilitantes pagaban unas tasas de entre el 40 y el 50%. Con esta medida, se va a permitir a las Comunidades Autónomas bajar la horquilla marcada hasta la fecha y de esta manera situarla entre el 15 y el 50%, de tal manera que el precio de los másteres no habilitantes se podría igualar al de los habilitantes (que tienen una horquilla entre el 15-25%) y al de los grados (que tienen una horquilla entre el 15-25%)

“El proyecto de ley revierte una medida más del Real Decreto-ley 14/2012 en relación con los precios públicos de las matrículas universitarias, como ha sucedido ya con el plazo de sustituciones de ausencias del profesorado o las ratios de alumnos por aula, medidas que también se han revertido”, ha explicado.

Esta medida la anunció el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades durante su comparecencia de Presupuestos en el Congreso de los Diputados, en la que también aprovechó para defender el incremento de inversión que la educación viene experimentando desde el año 2015, y recordó que “desde ese año, la inversión pública ha recuperado su tendencia al crecimiento a razón de 1.500 millones de euros anuales”.

Y finalizó señalando que “en el año 2014 experimentó un crecimiento de 236 millones de euros en el sistema estatal de becas y ayudas al estudio, otros 108 millones de euros de incremento en 2015, y en 2016 se aumentó en 208 millones de euros el presupuesto para la implantación de los nuevos itinerarios de la ESO y la FP”.